2019-06-23

Por baja en mezcla, cierran once plantas de biodiésel

foto Referente

La decisión del Gobierno de rebajar del 12% al 2% la mezcla de biodiésel en el acpm para el transporte en Colombia dejó sin mercado a 11 plantas productoras de este líquido a partir del aceite de palma, que suministran este biocombustible vehicular. El impacto del cierre de las plantas se sentirá de manera directa entre los cultivadores de palma, pues las siembras se programan de acuerdo con la demanda, y ahora deberán acumular o vender a menor precio la materia prima.

 

 

Portafolio conoció que los complejos agroindustriales que se vieron obligados a suspender la producción de biodiésel son los siguientes: Manuelita, BioD, La Paz, Alpo, BioSc, Odín, Romil, Biocombustibles y Derivados, Biodiésel de la Costa, Bgreen y Biocombustible. Adicionalmente, en el mercado operan algunas plantas de menor tamaño y capacidad, que seguramente están igualmente de paralizadas, pero que no han reportado esa situación.

 

 

En la actualidad, la única planta representativa del mercado que está produciendo biodiésel es Ecodiésel, de Barrancabermeja, que le entrega a Ecopetrol la totalidad de su producción, razón por la cual continúa operando con toda su capacidad instalada, ya que exactamente equivale al 2% de la mezcla establecida.

 

 

Sin embargo, aunque el problema central es de demanda, los transportadores y los distribuidores de biocombustibles dicen que los precios del biodiésel son muy altos. Por su parte, los palmeros afirman que este es un mercado regulado por el Gobierno.

 

 

Respecto a los precios, el pasado viernes, el Ministerio de Minas y Energía derogó la resolución 4-0689, de este año y expidió la 4-0753 por el cual establece el ingreso del productor de alcohol carburante y de biocombustibles para el uso de motores diésel, que rige a partir de hoy lunes. La medida señala que el ingreso al productor de alcohol carburante es de $7.679,15 por galón, y el del biocombustible para motores diésel es de $10.626,86 por galón, a partir de hoy. Esta resolución aclara que en ninguno de los casos habrá modificación del ingreso, cuando se produzca un cambio en el nivel de la mezcla.

 

 

EL ORIGEN PROBLEMA

 

 

No se trata de un problema nuevo. El pulso entre palmeros, productores de biodiésel y transportadores de carga y pasajeros lleva varios años, pues los propietarios de vehículos que usan acpm aseguran que el precio del combustible ecológico es más costoso que el diésel, y que ampliar la mezcla eleva el costo de operación, en tanto que las tarifas de los fletes no pueden ser ajustadas y eso hace inviable su negocio.

 

 

Fedepalma sostiene que el biodiésel es un combustible limpio y, por lo tanto, este precio no se debe comparar con el del acpm”.

 

 

De acuerdo con el presidente de Fedepalma, Jens Mesa Dishington, las medidas adoptadas por el Gobierno, en su papel de regulador de la política de biocombustibles, no han sido las más acertadas. En la reciente Reunión Técnica de la Palma, el dirigente gremial dijo que todo empezó porque el incremento de la mezcla del biodiésel fue anunciada durante meses pero se hizo con retrasos injustificados, lo que generó incertidumbre en los actores del mercado, a lo cual se sumó el hecho de que el incremento al B12 se aplicó sin gradualidad alguna, de tal manera que les permitiera ajustarse.

 

 

“Esa decisión coincidió con la tradicional baja estacional de la producción del segundo semestre. Igualmente incidió la resolución expedida por el Ministerio de Minas y Energía en marzo, en la que se establece una franja para el valor del biodiésel, que le pone un techo al precio del mismo que no refleja las condiciones del mercado y que olvida una realidad de la cotización de los commodities: su alta volatilidad. Esto pese a los señalamientos realizados por Fedepalma, advirtiendo sobre la inconveniencia de la medida por cuanto establece un precio que no remunera adecuadamente este mercado, lo que se constituye en un menor estímulo al abastecimiento, como efectivamente sucedió”, señaló Mesa.

 

 

El presidente de Fedepalma se queja porque el sector privado tiene información fragmentada y no cuenta con protocolos suficientes para guiar oportunamente las medidas de la política de biocombustibles.

 

 

El pasado 23 de septiembre, Fedepalma le envió una carta al presidente de la Federación Nacional de Biocombustibles, Jorge Bendeck Olivella, en la que le indica que “ante los graves hechos ocurridos con motivo de la entrada en vigencia de la mezcla del 12%, de incumplimiento por parte de algunas empresas industriales y la consecuente suspensión de esta medida por parte del Gobierno, consideramos que esa Federación nos debe una explicación, al Gobierno y a los palmeros, por lo sucedido”.

 

 

En la misma comunicación, Mesa sostiene que se está poniendo en riesgo el Fondo de Estabilización de Precios Palmero, y a los cultivadores, quienes hicieron ajustes para adecuar su producción a un nivel de mezcla del 12%.

 

 

Por su parte, la industria de biocombustibles ha argumentado en varias oportunidades que el problema radica en que no hay suficiente oferta de aceite de palma para atender la demanda.

 

 

Entre tanto, Fedepalma es enfático en señalar que eso no corresponde a la realidad, pues ellos están produciendo tres veces las necesidades de aceite que requiere el mercado. Es más, consideran que la producción de palma está en capacidad de atender la demanda aun si se elevara la mezcla al 20%.

 

 

LOS TRANSPORTADORES

 

 

Para Claudia Diazgranados, gerente de Transportes y Carga del Norte, el factor que más inquieta al sector frente al uso del biocombustible es que el hecho de que el precio no es estandarizado y, pese a que con la última resolución expedida el porcentaje de mezcla se redujo sustancialmente (del 12% al 2%), la tarifa no tuvo el mismo comportamiento a la baja. “Nosotros no hemos estado en desacuerdo con usar la mezcla de biocombustible, pero es cierto que usarlo sale más caro, al menos 7% más.

 

 

Por su parte, María Helena Obando, presidenta de Coordinadora, dice que adoptar el biocombustible tiene ventajas para su operación, al punto que el nivel de mezcla que utilizan es del 20%, por encima de lo que ha sido obligatorio. Cabe aclarar que, en el caso de Coordinadora, el biocombustible es procesado por pedido de la empresa.

 

 

Édmer Tovar Martínez

Editor de Portafolio

 

 

Fuente: Portafolio

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe información sobre el Sector Palmero, Azucarero y de Fertilización; Descubre cómo estamos innovando en Rivercol S.A. y ¡Conoce mucho más!